DIR JUN 2

Estimados Padres de Familia y Colegas,

He tenido la oportunidad de comunicarme personalmente con muchos de ustedes sobre nuestros desafíos compartidos mientras navegamos por la actual crisis global y local. Recuerden, si alguna vez necesitan comunicarse conmigo, estoy aquí para ayudarlo. Pueden contactarme a mi correo electrónico o a mi número de teléfono; tal como nuestros(as) maestros(as) y directores están aquí para ayudar a sus hijos(as). Durante el verano estaré trabajando en Quito con varios equipos de gestión escolar, preparándome para el nuevo año escolar. ¡En nombre de todos nosotros, gracias por su apoyo y por sus palabras amables, especialmente a nuestros(as) maestros(as) que, con sus hijos e hijas, han sido verdaderos soldados! Gracias por su confianza y su paciencia. Estamos planificando con anticipación; sin embargo, permanecemos atentos a las decisiones e información sobre el seguimiento de la pandemia, así como a las medidas gubernamentales para enfrentarla.

Un tema abrumador en estas conversaciones es la solidaridad, enfocada hacia lo mejor para nuestros(as) hijos(as). Conocer sus circunstancias individuales nos ayuda a construir cohesión, empatía y apoyo mutuo. Algunos ejemplos de este espíritu, me han hecho pensar en otras formas en las que podemos apoyar más allá de nuestro enfoque continuo en las necesidades sociales, emocionales y académicas de sus hijos(as). Un padre de familia mencionó que tenía una finca cerca del colegio. Esto nos llevó a hablar sobre cómo los(as) niños(as) necesitarán, más que nunca, el contacto con la naturaleza, así como el aprecio por la necesidad de amar y proteger nuestro planeta. ¿Quizá esta granja podría convertirse en un lugar de aprendizaje, a medida que nos adaptamos a un mundo donde las excursiones podrán modificarse? Considerando además, la necesidad de ser conscientes de los costos de las actividades.

Una, de varias familias de nuestra comunidad, está en el negocio de restaurantes, un sector de la economía particularmente afectado por la actual situación. Les pregunté si estaban haciendo entregas a domicilio, luego de la confirmar, me enviaron su menú. Nuestra cena del domingo por la noche fue deliciosa, especialmente el lomo... ¡fue como comer mantequilla derretida! Durante la cena con mi familia comenté: “Es un verdadero gusto poder ordenar comida a una de nuestras familias del colegio. Al final, son ellos quienes pagan mi salario.” En ese sentido, pensé que tenemos tantas familias de AC e IMAGINE que podrían apoyarse mutuamente. Si una familia de AC/IMAGINE es dueña de una peluquería, ¿por qué no cortarnos allí, cuando podamos, el cabello? Si una familia tiene un taller de reparación de autos, este es el lugar al que voy a llevar mi vehículo. Cuando pueda conducirlo, claro. Cada gesto de colaboración con nuestra comunidad, tanto internamente como más allá de AC/IMAGINE, es un medio de construir resiliencia aquí, en Quito, y en Ecuador. Me gustaría seguir con este tema de solidaridad más adelante, pero por ahora, solo quiero plantar las semillas para cultivar un bosque de fuerza y ​​oportunidad en estos tiempos difíciles.

Y en cuanto a otras noticias, mucho más entretenidas y brillantes; a continuación, un ejemplo del aprendizaje creativo que ocurre en nuestro “Academia Cotopaxi Learning Canvas”, el cual alcanza no solamente esta ciudad, sino también tierras lejanas. Academia Cotopaxi es, sin duda, un colegio verdaderamente internacional. Espero que disfruten de este "Proyecto de Inspiración de Cuarto Grado" y el "Show de Noticias Semanal de la Escuela Media". Parece que tenemos a una estudiante lista para una carrera en París o Milán, así como otros estudiantes para hacerse cargo de CNN y la compañía. 

Atentamente,

Robert van der Eyken
Director

PubDate